Follow by Email

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Diferencias generacionales


El lunes comencé una nueva edición del Programa Victoria, en el que nos dedicamos a hacer una profunda terapia para superar la adicción y aprender a llevar una vida sana y equilibrada libre de alcohol, drogas y toda clase de adicciones.

Un reducido grupo de personas diversas, que han decidido dejar atrás una vida de sufrimiento vivido y a la vez causado a otras personas, han empezado esta terapia con una mezcla ilusión, incertidumbre, desconfianza en ellos mismos y esperanza de lograr recuperar la libertad perdida.

Entre ellos hay dos personas que representan dos estilos de consumo muy diferentes, pero cada uno de ellos muy representativo de su generación.

Tenemos a Julio, que tiene 73 años, una vida profesional de éxitos empresariales, y una historia continuada de abuso de alcohol desde hace muchísimos años.

Cuenta que él ha sido siempre un bebedor sistemático, matemático dice él. Consumiendo grandes cantidades todos los días, siempre lo mismo. Hace años tomaba copas, además de vino en las comidas y fuera de ellas. Aguantaba mucho y se emborrachaba rara vez, ya que su tolerancia era muy alta. En alguna ocasión ha pasado temporadas sin beber, pero siempre ha vuelto al consumo, aunque últimamente solo toma vino.

Julio dice que él no bebía para emborracharse, sino que algunas veces llegaba a la embriaguez por haber bebido, pero no era el efecto buscado, sino una consecuencia derivada del abuso de alcohol consumido.

En cambio, Carlos, otro paciente el grupo, que tiene 28 años, refiere que él siempre bebía con el fin de colocarse. Es decir, buscaba la embriaguez, el efecto del alcohol, como objetivo directo de su consumo. Un consumo que era seguido muchas veces de la ingesta de cocaína, lo que le ha llevado a tener una adicción doble, a ambas sustancias.

Dos estilos muy diferentes de consumo, dos modelos representativos de épocas diferentes, de generaciones distintas. Pero una sola enfermedad, la adicción, que se manifiesta de modos diferentes, pero que es capaz de destrozar las vidas de todo tipo de personas.

Confío en que el Programa Victoria les ayude a superarla y a aprender a vivir sin adicción.


Bernardo Ruiz Victoria
Psicólogo Clínico
www.programavictoria.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario