Follow by Email

jueves, 13 de diciembre de 2012

Salir del autoengaño


En la entrada anterior comentaba las dificultades que tienen muchas personas adictas para salir de su autoengaño y darse cuenta de que necesitan cambiar porque han caído en la trampa de la enfermedad adictiva.

No es fácil. Y en muchas ocasiones se tarda mucho más tiempo de lo que sería razonable, con lo que las consecuencias se van haciendo más y más graves.

Algo tiene que pasar que le abra a uno los ojos. Es lo que algunos llaman "tocar fondo" y que yo prefiero llamar punto de inflexión.

Es cuando el paciente, por fin, se da cuenta de que todos sus problemas dejarían de serlo si eliminase el alcohol de su vida, o tal vez otras adicciones como el juego, la cocaína, etc.

Me viene a la mente una película que retrata muy bien este proceso del autoengaño y cómo las cosas tienen que llegar a extremos muy fuertes para que el paciente reaccione.

La película en cuestión se llama "Buscando a Amanda", en inglés "Finding Amanda", y está protagonizada por Mathew Broderick.

En tono de comedia, pero con un fondo muy serio, se refleja muy bien todo este proceso del autoengaño crónico, de los esfuerzos de la familia por hacer que el paciente adicto cambie, y como se vive un punto de inflexión.

Muy recomendable.

Bernardo Ruiz Victoria
Psicólogo Clínico

No hay comentarios:

Publicar un comentario